5 de junio de 2014

Hacer lo que sabes

¿No te ha pasado alguna vez en la que al acabar un examen recuerdas que sabías ciertas cosas pero no te acordaste de plasmarlas en los folios? ¿O que el profesor te dijese "No me has puesto esto" y tú piensas "Pero si yo lo sabía..."?
También pasa eso en el resto de cosas en la vida, que sabes hacer algo pero no lo demuestras, ¿por qué? Puede que ganes mucho o poco haciendo saber a los demás de lo que eres capaz, pero nunca lo sabrás si no te envalentonas y no lo pruebas. Tal vez sea por pereza, olvido o vergüenza, pero nunca una excusa es justificable  en este asunto, ¿no te mueres de curiosidad por saber cuánto cambiaría (tu vida o el mundo) si dejas ver lo que eres capaz por ti mismo? Creo que son muchos pros acompañados de muy pocas contras (o ningunas), lo que ocurre es algo extraño, porque nadie tiene siempre esa capacidad constante de probar que es capaz de tal y cual, sinceramente es una pena no descubrir y quitar del medio esa "mano oculta" que nos agarra a veces, que no nos deja ser en todo momento lo que somos al descubierto.
Publicar un comentario