17 de agosto de 2015

Para las personas que se creen hacer el bien

Antes de entrar a valorar algo se debería comenzar por estudiar el caso concreto y no aventurarse a la referencia del caso más extendido, después no vale escudarse en el pretexto de "pero así son la mayoría", y si no se quiere examinar dicho caso, con sus particularidades, mejor callarse antes que valorar a la ligera cosas que no es que duelan en sí, si no que son innecesarias en ocasiones.

Que está muy bien que las personas luchemos por nuestros ideales, pero que ello no conlleve a malentendidos, que no por ello nos podemos vestir de excusas y no mirar el precio de la etiqueta sin que pase nada a efecto de esto. Tampoco nos podemos enfundar una venda que nos tape los ojos y ponernos a aporrear todas las piñatas pensando todas están rellenas de lo mismo por el mero hecho de ser piñatas.

A veces somos víctimas de nuestros propios balazos, eso está más que visto y oído. Pero que no nos hundan el dedo en la llaga de una herida que se inventan por tal de criticarnos, mientras tengamos la mente limpia y la convicción personal de que hacemos las cosas en base a unos valores que creemos correctos, que intenten molestar pues no lo conseguirán.
Publicar un comentario