16 de julio de 2012

Las ganas se van de vacaciones

Y hasta para escribir esto que estoy escribiendo ahora, que luego leerá algún o alguna valiente... Hasta de escribir esto tenía pocas ganas, porque cuando aprieta el calor y Julio se me echa encima, las ganas que tengo de hacer cosas, se me van, diríase que se marchan de vacaciones no sé yo adonde. Espero que me traigan algún recuerdo de los sitios que hayan visitado que no serán pocos porque "Mis ganas" las veo muy poco en verano.
Pero también supongo que se van por el hecho de finalizar una rutina pesada de largos 9 meses, que esa desgana que se apodera de mí sólo es paso entre las vacaciones y las no-vacaciones, idéntico paso se formulará en Septiembre con la vueltas de dichas no-vacaciones.
O como digo yo: "Cuanto menos se hace, menos ganas se tendrá de hacer algo" y "Cuanto más hagas, más ganas tendrás de saber lo que eres capaz de hacer"

Para cerrar de lo que he hablado personalmente (que espero haber transmitido bien y que algunas personas que lo leyeran se sintieran identificadas), terminaré con una pregunta sin respuesta:
¿Cómo aguantan vivir el verano las personas que se pasan todo un año sin dar un palo al agua?
Publicar un comentario