5 de mayo de 2012

Pensamientos como nubes

Vuelan, vuelan, algunos pensamientos vuelan alto y te hacen sentir como si estuvieras en el cielo, otros son grises, te atormentan, igual que las nubes.
Pero esa "nube" que forma un pensamiento surge del mar, de la realidad, una idea se evapora y se eleva hasta tu cabeza, que es el cielo.
A veces los pensamientos varían con el transcurso del tiempo, pasan de ser nubes blancas a ser nubes grises... Que pasan de generar sonrisas a derramar lágrimas como gotas de aguacero.
Se diría que las nubes blancas son los pensamientos buenos que te rodean, los pensamientos que tienes presente; las nubes negras, los pensamientos oscuros, los pensamientos que tienes del pasado.
Entre tanta nube siempre debe regir y dominar el Sol (la razón) que haga resplandecer nuestro cielo (cabeza) que nos muestre todo como es y que no nos dejamos llevar por el viento de las nubes (los sentimientos)
Entre tanta nube siempre hay que tratar de tener los pies sobre la tierra.

Hay épocas de nubes, épocas de lluvia, mucha lluvia, pero no por ello hay que atormentarse, después de la tormenta siempre vuelve la calma. Y sale el Sol.


Publicar un comentario